lunes, 26 de octubre de 2020

Alternativas al Glifosato

Para combatir el crecimiento yproliferación de las consideradas “malas hierbas” en aceras, cunetas, zonasurbanas y semiurbanas, se han empleado medios no siempre respetuosos con elMedio Ambiente.

Tal es el caso del Glifosato, unherbicida no selectivo aplicado en estos últimos años tanto en cultivosagrícolas como en el cuidado de zonas verdes.

Este producto está consideradopor la Organización Mundial de la Salud como “probablemente cancerígeno paralos seres humanos”, además de provocar efectos graves en la biodiversidad y enla salud tanto de personas como de animales.

Tras más de 11.000 demandasjudiciales pendientes de sentencia contra el empleo de esta sustancia,desarrollada por la empresa Monsanto (adquirida por Bayer en 2018), laComunidad Europea prohibirá el uso de este herbicida a partir de diciembre de2022, aunque actualmente su utilización no profesional ya cuenta con estrictasrestricciones.

El Concello de Rábade (Lugo), buscandouna solución responsable y respetuosa con el Medio Ambiente, viene de adquiriren la empresa lucense Miguel Agrícola una nueva deshidratadora para el cuidadode aceras y zonas urbanas.

Esta nueva máquina permitedeshidratar a través de vapor y aire caliente las hierbas indeseadas, solidificandosus proteínas, abriendo sus células y rompiéndolas, proceso que provoca elmarchitado de las plantas a eliminar.

Esta herramienta emplea para sufuncionamiento gas propano, estando considerada una de las alternativas más  respetuosas con el entorno natural.