sábado, 26 de septiembre de 2020

JOHN DEERE CELEBRA SU 50 ANIVERSARIO COMO FABRICANTE DE MAQUINARIA DE ESPACIOS VERDES

John Deere celebra su 50 aniversario como fabricante de maquinaria espacios verdes después de que en 1963 pusiera en marcha la producción de su primer tractor de jardín, el modelo 110, en Wisconsin (EE.UU). A partir de esa fecha, la compañía ha ido incorporando nuevos productos a su catálogo hasta llegar a ofrecer una completa selección de este tipo de maquinaria para particulares, profesionales, encargados de campo y Greenkeepers.

“Desde 1837, la innovación y la calidad ha formado parte de la tradición John Deere. Tras haber entrado en el negocio de maquinaria de césped hace 50 años, hemos llegado a clientes que tienen una vinculación con la tierra que va más allá de la agricultura. Es posible que ahora contemos con la oferta más amplia del mercado”, ha señalado el director de la división Turf para Europa, Karsten Biber.

50 años de maquinaria para espacios verdes: una perspectiva histórica

En 1963, John Deere fabricó su primer tractor de jardín, el modelo 110, compuesto por un motor de gasolina de cuatro tiempos de 7 hp. En aquellos tiempos, cuidar el césped se estaba convirtiendo en una actividad de ocio muy popular, coincidiendo con un periodo de bonanza económica estadounidense.

Sobre su sólida reputación como fabricante de maquinaria de alta calidad, John Deere puso en marcha su nuevo negocio de maquinaria para espacios verdes. Durante algún tiempo, la compañía ofreció tractores de jardín en otros colores, además de su tradicional combinación de verde y amarillo, pero esto fue sólo temporalmente.

En los años 70’ la compañía amplió su gama de productos con el lanzamiento de los cortacéspedes con asiento y con motor diesel trasero. En 1972, John Deere ya había presentado su primer tractor de jardín eléctrico que funcionaba con tres baterías de automóvil; en unos momentos en que crecía la popularidad de los cortacéspedes con asiento, lo que llevó a la compañía a celebrar en 1984 la producción de las mil unidades de tractores de jardín.

Con la entrada en Norte América de equipos profesionales para jardinería y golf en 1987, John Deere reforzó su compromiso en el mercado de maquinaria para espacios verdes. Desde 1994, este negocio se ha trasladado a Europa, ofreciendo una amplia variedad de segadoras y cortacésped para parques o campos de golf así como una amplia variedad de maquinaria para siega comercial.

La compañía adquirió la fábrica alemana de maquinaria de espacios verdes SABO, ubicada en Gummersbach (y su marca holandesa Roberine) en 1991, atraída por la excelente imagen esta marca y por su amplia experiencia en cortacéspedes manuales. En 1994 el negocio de espacios verdes de John Deere se estableció como una división aparte dentro de la compañía, paralela a la división de maquinaria agrícola.