domingo, 10 de diciembre de 2023

La empresa leridana destaca la fiabilidad y el servicio postventa de las máquinas CASE

B-Biosca adquiere una CASE CX500D para demolición
 


La excavadora CASE CX500D es un modelo diseñado para la excavación masiva, con un brazo especial para trabajos pesados, un cilindro de cuchara más grande y una cinemática optimizada. Pero esta excavadora también se puede configurar para trabajos de demolición y tal es el caso de la unidad adquirida por la empresa catalana B-Biosca. En palabras de un operador de la empresa, “concretamente esta excavadora se ha modificado para demolición, dispone de un brazo de 27 metros, la cabina es orientable y se puede reclinar, lo que ayuda mucho al manejo de la máquina. Llevamos unas protecciones en las orugas para evitar daños en este tipo de trabajo y, la verdad, estoy muy contento al no tener que preocuparme de ello.

Como excavadora de la Serie D de CASE, la CX500D tiene un peso operativo de 50700 kg, cuenta con uno de los sistemas hidráulicos más innovadores y con la mayor capacidad de respuesta del sector, una cabina líder en el sector para una mayor comodidad durante todo el día y a lo largo de todo el año y una solución de motorización que da prioridad al ahorro de combustible. y la potencia del motor.

Consumo de combustible eficiente
Efectivamente, la CASE CX500D equipa un potente motor turbodiésel Isuzu AQ-6UZ1X Stage V certificado, de 245 kW y 6 cilindros, con los sistemas de Reducción Catalítica Selectiva (SCR), catalizador de oxidación diésel (DOC) y enfriadores EGR. El control de la inyección de combustible es completamente electrónico con sistema “common rail” de alta presión.

Cumpliendo con las normas de emisiones, la CX500D ME aporta una solución Stage V rediseñada con tecnología SCR, sin DPF (filtro de partículas diésel), por lo que no requiere mantenimiento adicional del filtro ni regeneración mediante quema de combustible o aumentos de temperatura asociados. Como solución postratamiento, la SCR permite la respuesta del régimen máximo durante el ciclo de trabajo mientras continúa otorgando una excelente eficiencia del combustible. Los operadores solo deben añadir DEF (líquido de escape diésel) durante el repostaje de carburante.

Mantenimiento sencillo
CASE facilita el mantenimiento de la CX500D y maximiza su vida útil.. Además, con la protección ProCare incluida los propietarios se benefician de un paquete de mantenimiento planificado para 3 años o 2.000 horas de utilización.

Manel Biosca, hijo del fundador y actual responsable de la empresa, corrobora que “para nosotros las máquinas CASE son unos equipos de gran fiabilidad en cuanto a su servicio y mantenimiento, además de ofrecernos bajos consumos de carburante con un comportamiento y potencia del motor muy bueno”.

Comodidad y visibilidad de CASE
Las excavadoras de gran tamaño de la serie D vienen equipadas de manera estándar con una cabina presurizada, cómoda y espaciosa, líder en la industria, con soportes viscosos que reducen el ruido y la vibración. El asiento calefactado con suspensión ajustable, los apoyabrazos y las consolas de control permiten al operador personalizar su estación de trabajo para mayor comodidad. Equipa cristales de seguridad del suelo al techo y una pantalla LCD de 7 pulgadas con cámaras laterales y retrovisora que ofrecen una visibilidad excelente. Una pantalla opcional Max View incluye una cámara lateral adicional que otorga una vista aérea de 270 grados alrededor de la máquina. El monitor también proporciona datos de rendimiento en tiempo real, informes sobre el consumo de combustible y demás. Otras comodidades incluyen climatizador automático, radio con Bluetooth manos libres y silencio activado por palanca.

En el caso de esta unidad, la cabina es inclinable para permitir una visibilidad mejorada del área de trabajo, así como una postura más ergonómica del operador. La cabina cuenta con las protecciones FOPS frontal y superior que evitan daños por caída de objetos.

En palabras de uno de los operadores, “en trabajos como la demolición es muy importante la seguridad y protección del operario. Nuestra máquina cuenta con una cabina certificada FOPS y ROPS y rejilla de protección contra objetos desprendidos. También cuenta con un sistema especial para aplicaciones de demolición con sensores en puntos clave de la máquina que nos indica los ángulos de trabajo y nos avisa en zonas de riesgo”. Su compañero corrobora que “la maquina es muy estable para la actividad de demolición y es muy fiable en su comportamiento”. Destaca especialmente la comodidad de la cabina: “Es increíble”, afirma.



Especialistas en derribos y demoliciones
B-Biosca nació a principios de los años 60, una empresa de carácter familiar fundada por Manel Biosca Narcís y Lourdes Bell-lloch Pedrol, que tenía como actividad principal el transporte de áridos y materiales para la construcción. Con el tiempo, la empresa fue ampliando sus servicios y actualmente se especializa en demoliciones y derribos, tanto de edificaciones como de otras construcciones modernas de hormigón y hierro, además de dedicarse a la obra pública en temas como la renovación y saneamiento de redes de alcantarillado y agua potable, urbanizaciones, mantenimiento, construcción de vertederos y preparación de terrenos. Ofrece sus servicios para la construcción, movimiento de tierras y demolición a pequeñas, medianas y grandes empresas, así como a particulares.

B-Biosca cuenta con un equipo de unas 200 personas con un denominador común, conseguir la máxima satisfacción de sus clientes. Entre sus profesionales cuentan con titulados en ingeniería de obra públicas, arquitectos y un equipo de técnicos de diferentes especialidades, así como conductores y operarios de camiones y maquinaria de construcción.
Manel Biosca detalla que “nuestra flota se compone de unos 20 equipos de maquinaria para obra pública, de las cuales 18 son de la marca CASE, siendo la última adquisición esta excavadora CX500D configurada con un brazo de demolición de 27 metros, más 3 metros de balancín, y que hemos estrenado recientemente”.

La aparición de nuevos materiales y la incorporación de nueva maquinaria y equipos han hecho que el proceso de derribo haya cambiado y evolucionado a lo largo del tiempo. La empresa utiliza dos métodos fundamentales de trabajo, los métodos manuales y los métodos mecánicos, que a menudo se combinan dentro de un mismo proyecto. Generalmente se inicia el derribo con métodos manuales y se finaliza con métodos mecánicos aplicando las técnicas de demolición por empuje y demolición por descalce, usando equipos específicos tales como la nueva CASE CX500D que se ha incorporado a la flota de la empresa.

La flota incorpora desde hace años equipos CASE y según comenta uno de los operadores, Jaume, con unos 15 años de experiencia: “acabamos de estrenar esta CX500D y estamos muy contentos con ella”.

B-Biosca y el distribuidor Simorra
Manel Biosca afirma que “nuestra empresa lleva más de 30 años comprando productos CASE. Una de las razones es porque que la relación calidad precio es inmejorable, pero también hay otro factor que influye en nuestra fidelidad, se trata del servicio postventa que ofrece en nuestra zona la empresa Simorra”. Según Biosca, “el servicio postventa que tenemos en Lérida de la mano de Simorra es excelente. Sus encargados, y especialmente el jefe de maquinaria, nos tratan como si fuéramos de su familia y esto es importantísimo para nosotros a la hora de seguir comprando CASE. El servicio que nos ofrecen durante las 24 horas del día soluciona cualquier problema que pudiera surgir y por ello estamos muy satisfechos con ellos”.

En resumidas cuentas, la empresa B-Biosca confía plenamente en las máquinas CASE para sus proyectos actuales y futuros, ya que cumplen con todas sus expectativas. Gracias a su asociación con CASE han logrado crecer y expandirse exitosamente a lo largo del tiempo. La empresa destaca en especial la relación calidad-precio inmejorable que ofrece CASE, lo cual ha sido un factor determinante en su elección durante más de tres décadas. Además, mencionan el excelente servicio posventa que reciben en su zona a través de Simorra, de total confianza y disponible las 24 horas del día, expresando su plena satisfacción. Manel Biosca resalta la fiabilidad de las máquinas CASE en términos de servicio y mantenimiento, así como su eficiencia en el consumo de combustible y el buen rendimiento del motor. Según él, “las máquinas CASE satisfacen totalmente nuestras expectativas y seguiremos confiando en ellas para posteriores proyectos en la confianza de poder crecer junto con ellas”.