miércoles, 19 de junio de 2024

Éxito la 150 Fira de Sant Josep de Mollerussa, con un recinto remodelado, más expositores y mayor superficie

·       El certamen agroalimentario, con 253 expositores directos y casi22.000 m2 de exposición neta, cierra con 140.000 visitantes

 

·       El alcalde y presidente de Fira de Mollerussa, Marc Solsona,celebra la buena recibida del nuevo recinto y agradece la colaboración de lasinstituciones para hacerlo posible

 

Eventoextraordinario, hito histórico, escaparate, oportunidad o resiliencia son soloalgunos de los innumerables vocablos que se han dedicado estos días a la Firade Sant Josep de Mollerussa en el marco de la celebración de su 150ª edicióndel 17 al 19 de marzo.

 

Elcertamen agroalimentario, con 253 expositores directos y casi 22.000 m2de exposición neta, datos que representaban un incremento de un 24% y un 30%,respectivamente respecto a la edición del año pasado, abría puertas el viernesdía 17 con una clara apuesta de futuro que incluía un Recinto remodelado y unareorganización de espacios. El desafío era grande: satisfacer las demandas delos expositores y conseguir, al mismo tiempo, una feria más comercial,profesional y sectorizada.

 

Elalcalde y presidente de la entidad organizadora Fira de Mollerussa, MarcSolsona, en su balance del día 19, mostraba su satisfacción por la buenarespuesta de las firmas expositoras a estos cambios, lo cual quedó demanifiesto en los resultados de las encuestas, con un 76% de los expositores delos pabellones y un 66% de las empresas de la explanada, con los tractores y lamaquinaria agrícola, han valorado positivamente las nuevas infraestructuras dela feria".

 

Además,un 70% de las 253 empresas participantes en esta convocatoria aseguró quevolverá a repetir su presencia de cara a la próxima edición, en tanto que el 60%participan desde hace más de 10 años y un 27% desde hace menos de cinco años. "Estoquiere decir que hay una base muy sólida de expositores y que, al mismo tiempo,hay empresas que siguen apostando por la feria porque lo ven como una buenaoportunidad para sus negocios", valoró Solsona.

 

Nuevo recinto ferial paraconcesionarios de tractores y maquinaria agrícola

 

Losvisitantes de esta 150ª edición, estimados en 140.000, encontraron un recintoreorganizado que estrenaba un nuevo espacio ferial, en la explanada posterior alos Pabellones Feriales, con una superficie de 19.000 m2 (9.000 denetos de exposición) donde se concentraban concentrará los concesionarios detractores y la maquinaria agrícola, mientras que el resto del Recinto Exterior acogióla exposición de complementos para la agricultura y la ganadería, la maquinariaindustrial, camiones, vehículos industriales, motores y complementos.

 

Lareestructuración incluyó también el traslado al exterior de los stands dealimentación, en tanto que el pabellón 125 Aniversario se destinó a artículosagrarios (piensos, semillas, fitosanitarios, etc.). Los productos comercialesdiversos así como las instituciones se localizaron en el pabellón Pla d'Urgelly, en el caso del pabellón Verd, se habilitó como espacio para jornadas opresentación de productos. Por último, el Salón del Automóvil, en el Recinto delas Piscinas, también contó con un espacio ampliado, llegando a los 7.000 m2ocupados.

 

Elalcalde Marc Solsona definía el resultado como “el mejor Recinto Ferial denuestra historia", remodelación que quiso agradecer al Departamento deAcción Climática, por la aportación de una ayuda directa de 250.000 euros, importeque se ha sumó a otro de 100.000 euros del Ministerio de Industria y a lasubvención anual de la Diputación de Lleida, de 135.000 euros.


Certamen con una “historia increíble”que comenzó en 1872

 

Lahistoria de la Fira de Sant Josep de Mollerussa (Lleida) se remonta al mes demarzo de 1872 y una propuesta ciudadana para celebrar dos ferias a la ciudad.La confluencia de la construcción del Canal de Urgel y la llegada delferrocarril a Mollerussa, unos años antes, y la demanda de organizar doscertámenes feriales, fueron los tres elementos que cambiaron, aquel entonces,la historia de esta ciudad leridana. 

 

Lacentenaria feria, nacida como feria de ganado, fue transformándose yadaptándose, cambiando, en los años 50 y 60, la exposición animal por losrecién aparecidos tractores. Los años 80 fueron de bonanza y crecimientoespectacular de la convocatoria con una firma apuesta por la mecanización altiempo que abrió sus puertas a otros sectores como el automovilístico o larealización de concursos y jornadas técnicas, que complementabanprofesionalmente el certamen.

 

Enlos años 70 se llegó a los 200 expositores y desde entonces no se ha bajado deesta cifra, subiendo hasta los 300 en algunas ediciones. Celebrada inclusodurante la Guerra Civil, tan solo por la pandemia no se desarrolló como estabaprevisto, del 19 al 20 de marzo del 2020.

 

Laedición de este 2023 suponía, por otra parte, la recuperación  totalmente de la actividad, con actividadescomo la 20ª Bolsa Interpirenaica de Cereales, el V Encuentro de Jóvenes delCampo o la Noche del Expositor, con la entrega de los galardones del Premio dela Maquinaria Agrícola, Ganadera e Instalaciones Agroindustriales.

 

Laconsejera de Acción Climática, Alimentación y Agenda Rural de la Generalitat deCatalunya, Teresa Jordà, fue la encargada de presidir la Clausura Oficial de la150ª edición de la Fira de Sant Josep de Mollerussa, el domingo día 19 demarzo. Jordà calificó estos 150 años como "una historia increíble queempezó en 1872" y que con el tiempo se ha consolidado como "la feriade referencia del sector agrícola en Cataluña y en el Estado".

 

Elprograma protocolario del certamen ha estado presidido además por otrasautoridades como la consejera de Economía y Hacienda de la Generalitat, NatàliaMas, quien presidió el acto inaugural y, en su discurso, destacó la “capacidadde adaptación” para convertirse “en una de las mejores ferias del sector”.Asimismo, el certamen también contó con el consejero de Derechos Sociales,Carlos Campuzano, quien presidió el Día de la Comarca, y del presidente de laDiputación de Lleida, Joan Talarn, en la Noche del Expositor, en una cena quereunió más de 350 comensales. 

 

Precisamenteen el transcurso de la Noche del Expositor se libraron los galardones de losganadores del 43º Premio de la Maquinaria Agrícola, Ganadera e InstalacionesIndustriales.

 

Alconcurso de este año, con tres categorías y dotado con 3.800 euros, sepresentaron diez máquinas correspondientes a otros tantos expositores. Losganadores fueron:

 

-PremioEspecial de Innovación al constructor/expositor de maquinaria agrícola i/oindustrial, otorgado por Fira de Mollerussa y dotado con 1.600 euros, para lafirma Tallers Ribacar de Igualada por un brazo de siembra montado en una VirkarDynamic.

 

- Premio Ingenieros Industrialesde Innovación en Maquinaria Agrícola, dotado de 1.200 euros y otorgado por elCol·legi i Associació d’Enginyers Industrials de Catalunya, Demarcació deLleida, para la firma Bosaf European Technology de Balaguer, por un equipo paratratamientos fitosanitarios y abono líquido de alta precisión.

En esta categoría, el juradodecidió otorgar un Accésit a la Maquinaria Agrícola, dota con placa de honor, alas empresas Agrotec Motor Tàrrega/Maquinaria Agrícola Solsona, por un vehículoagrícola que utiliza gas comprimido como combustible en lugar de diésel.

 

-Premio de Ingenieros TécnicosAgrícolas de Innovación en Maquinaria o Instalaciones Agroindustriales, dotadocon 1.000 euros y otorgado por el Col·legi d’Enginyers Tècnics Agrícoles iForestals de Catalunya, Demarcació de Lleida, al expositor Baltrons MaquinariaAgrícola de Alcarràs, por un cambio robotizado adaptable a tractores frutales.

 

Programa técnico con 15 jornadas formativas y 2.000 asistentes

 

Por otro lado, la parte másprofesional de la feria, el programa de Jornadas Técnicas, contó con cerca de2.000 personas que asistieron a alguna de las quince sesiones que se celebraronen el marco de la 150ª Fira de Sant Josep. 


Las jornadas, centradas en temas de actualidad e interéspara el sector agroalimentario, abordaron temáticas como las variedades ymejora del rendimiento del maíz, la reforma de la PAC con los nuevos requisitosambientales incluidos, el emprendimiento en el mundo rural, placas solares,fertilización y suelos, demostraciones de maquinaria, análisis económico desdeel punto de vista del cereal, novedades en fitosanitarios, riego de precisión olas heladas en tiempos de calentamiento global y granizadas.

 

En palabras del director de Fira de Mollerussa, XavierRoure, estas sesiones formativas “aportan contenido a la feria, dejando de sersolo un espacio expositivo y de relación para ser también deconocimiento”. 

 

La realización de estas sesiones son fruto de laorganización o colaboración de diferentes instituciones, sindicatos,asociaciones o empresas expositoras.

 

Finalmente, en el marco de la Fira de Sant Josep, ydesde el año 1981, se celebra el Salón del Automóvil, muestra que acogía esteaño su 42ª edición. El salón ampliaba este año su superficie, con 7.000 m2 entotal, y acogía 28 expositores con las marcas más relevantes del mercado por loque respecte a automoción, así como con firmas de autocaravanas y motoseléctricas. El año pasado este salón cerró su participación en la feria con 181coches vendidos por un importe superior a los 5,8 millones de euros