martes, 5 de julio de 2022

Talleres Cuerda lleva la potencia y tecnología McCormick a Albacete

Servicio y cercanía son dos valores que comparten Talleres Cuerda y McCormick, y que ahora se ponen a disposición de los profesionales del campo del sur de Albacete, tras el acuerdo que convierte a Talleres Cuerda en distribuidor oficial de la marca McCormick para la zona.

Talleres Cuerda, con sede en Hellín (Albacete), será el nuevo concesionario McCormick para el sur de la provincia de Albacete y zonas limítrofes. Gracias a esta nueva concesión, los agricultores de la zona podrán contar de primera mano con la profesionalidad y el trato cercano de Talleres Cuerda y toda la potencia, tecnología y adaptación a cada necesidad particular de los tractores McCormick.

Precisamente una de las premisas desde la fundación de Talleres Cuerda en 1979 ha sido el contacto directo y cercano con sus clientes. Una forma de trabajar que mantiene intacta la segunda generación al frente de la empresa y que encaja perfectamente con la filosofía de McCormick, basada en situar al cliente en el centro de todos sus desarrollos. Con este paso al frente, Talleres Cuerda seguirá trasladando a los agricultores de la zona todo su potencial de servicio y el mejor asesoramiento sobre los equipos más adecuados para su explotación, una tarea para la que cuenta con todo el apoyo de McCormick y del equipo de profesionales de la filial de Argo Tractors en nuestro país.

Desde su fundación, Talleres Cuerda ha estado vinculada a la localidad de Hellín, donde ha consolidado un desarrollo constante junto con su fiel cartera de clientes. Actualmente, la empresa dispone de 2.800 metros cuadrados de instalaciones en las que se concentran la zona de taller, recambios, exposición y oficinas. Un experimentado equipo de 15 profesionales se encarga de dar el mejor servicio profesional. Y para estar siempre allí donde se les pueda necesitar, cuentan con 4 vehículos-taller dotados de todo el equipamiento necesario para solucionar allí donde el agricultor lo necesita cualquier problema que pudieran surgir en su trabajo diario. Cuando esto no es posible, un camión-grúa propio se encarga de trasladar las máquinas hasta el concesionario.

Pero la apuesta de Talleres Cuerda por el servicio va aún más allá. Un teléfono de atención al cliente permanece operativo las 24 horas ofreciendo un canal de comunicación de total disponibilidad, mientras que su tienda on-line de recambios y suministros agrícolas www.agritienda.com ofrece un esmerado servicio de abastecimiento de repuestos a toda España, servicio que próximamente expandirá su radio de acción al mercado europeo. Una muestra más de que para Talleres Cuerda es muy importante estar cerca de los profesionales del campo allí donde éstos se encuentren.

La oferta del concesionario se completa con otras marcas de implementos como Topavi en equipos de recolección, Niubo para trabajos de suelo, Movicam para protección de cultivos, o la gama de podadoras Infaco. Los equipamientos de jardín y forestal también quedan plenamente cubiertos a través del porfolio de equipos y herramientas Husqvarna. El eslogan de Talleres Cuerda “No somos lo que tenemos, somos lo que hacemos”, resume a la perfección su vocación de servicio y su sentido práctico, representando una manera diferente, moderna y vitalista de entender la agricultura.

Filosofía compartida.

McCormick y Talleres Cuerda forman una perfecta simbiosis, con la satisfacción del profesional del campo como objetivo central de toda su actividad. Una forma de entender la relación con el cliente en la que se unen la cercanía de una marca que basa su estrategia en ofrecer equipos potentes, tecnológicamente avanzados y, al mismo tiempo, adaptados a las necesidades reales de cada una de las explotaciones, y un concesionario volcado en el servicio, el trato directo y la relación leal con los clientes.

Un ejemplo de la adaptación de McCormick a los requerimientos de la agricultura de la zona es el McCormick X5, un auténtico polivalente capaz de trabajar entre hileras en leñosos o en campo abierto con total soltura. Los modelos disponibles son tres: X5.100X5.110 X5.120 con potencias máximas de 95, 102 y 114 CV, respectivamente. La gama ofrece dos configuraciones diferentes: Premium para la satisfacción total de los más exigentes y Efficient, con especificaciones básicas y gran rendimiento. Para hacer frente a cualquier condición de trabajo, dispone de ocho configuraciones posibles de transmisión, comenzando por la Speed Four 12 AV + 12 RM con inversor mecánico, hasta llegar a la T- ronic 48 AV + 16 RM con Hi-Medium-Low, inversor hidráulico y Superreductor. Como opción para McCormick X5 también está disponible Park Lock, un eficaz sistema de bloqueo de la transmisión en condiciones de marcada inclinación.

Los especializados McCormick X3 F también se adaptan como un guante a las características de la zona de influencia de Talleres Cuerda. La serie X3 F consta de tres modelos equipados con motores Kohler de 4 cilindros con 2,5 litros de cilindrada y 16 válvulas que desarrollan potencias de 55 a 75 CV. Con una distancia entre ejes de 1950 milímetros, un peso de 2200 kg y una capacidad máxima de elevación trasera de 2700 kg, es ideal para el trabajo en la viña, las labores de poda, la horticultura y la labranza en invernadero. Sus puntos fuertes son la compacidad y una distancia mínima al suelo de tan solo 1256 mm con respecto a la distancia del volante.

Con estas premisas, los profesionales del campo del sur de Albacete y zonas limítrofes tienen ahora una nueva referencia para acercarse a todo lo que una gran marca como McCormick puede ofrecer, con plena garantía de que el compromiso de Talleres Cuerda con sus clientes seguirá intacto. Como muestra de ello, el concesionario ilunense seguirá ofreciendo servicio y soporte a todos los agricultores para que, sea cual sea su máquina o equipo, pueda trabajar siempre en las mejores condiciones.