martes, 5 de julio de 2022

ARBOS MAGIC PIPE Canal de semilla

Una importante parte de las sembradoras neumáticas de precisión es el disco selector de simiente, cuyos orificios permiten la selección de las semillas a través de una presión de succión en éstos, depositando las semillas en el canal de bajada y posteriormente hasta el lecho de siembra. Este canal, aproximadamente de 50 cm de longitud, conecta el depósito de semillas con la línea de siembra en el suelo. El canal de siembre, como tubo de conexión, es una parte importante para la colocación precisa del grano.

La nueva espiral diseñada para la caída de la simiente en las sembradoras neumáticas ARBOS denominada MAGIC PIPE es una revolución (patente en curso). Normalmente la sección superior del canal de caída es ancha y disminuye su tamaño conforme baja; luego la parte más baja cerca de la reja de siembra permite depositar la semilla en el surco. Los cambios en la sección, cada vez menos, y el descenso por gravedad, hacen que la semilla recorra la sección. La velocidad de descenso de la semilla por la sección no siempre es constante. Esto puede guiar de manera desigual las semillas por la sección haciendo que se depositen a veces de manera doble y no llegando a depositarse en el lugar correcto.

La innovación de MAGIC PIPE es la forma espiral en el interior del tubo de caída el cual:

• Proporciona una pendiente constante en todo el canal que recorre la semilla.

• Dicha pendiente se mantiene incluso si trabajamos en laderas y terrenos poco llanos.

• Mantiene el tiempo de caída constate, permitiendo una mayor precisión de ubicación de la semilla en el surco (ver las ilustraciones)

¿Qué quiere decir en la práctica la tecnología MAGIC PIPE?

La innovación de MAGIC PIPE es:

• Forma de espiral bien definida en el canal que recorren las semillas.

• Se puede utilizar para muchos tipos de semillas, utilizando la fuerza de la gravedad como energía y manteniendo siempre constante el tiempo de descenso de éstas hasta el surco.

• Mantener constante el ángulo de contacto de la reja de siembra con el terreno.

• Correcta ubicación de las semillas y posteriormente de las plantas, facilitando un correcto manejo del cultivo y por ende de la mecanización de éstos.

• Mejor distribución de las semillas en el suelo ¡Plantaciones homogéneas!

• Mejor densidad de plantas y mayor producción.