viernes, 30 de septiembre de 2022

Reconstrucción de los Filtros Anti Partículas con monolitos SIC

Los Filtros Anti Partículas (FAP) que, a partir de 2009, y debido a la normativa EURO 5 incorporan los vehículos con motor a Diesel, son también denominados DPF por sus siglas en inglés (Diesel Particulate Filter). Estos filtros afectan también a los motores de gasolina desde la implantación, en septiembre de 2018, de la normativa EURO 6c y siguientes, que limitan las emisiones de gases contaminantes a la atmósfera.

La misión del FAP es la de retener en su núcleo y evitar que lleguen a la atmósfera los gases y partículas contaminantes que produce el motor durante la combustión

Si bien el FAP se regenera de forma regular durante la marcha, llega un momento en que es necesaria su limpieza, o en caso de que esta ya no sea posible por estar el filtro deteriorado o saturado, lo recomendable es realizar una reconstrucción de su núcleo.

Imprefil recomienda la reconstrucción del FAP sustituyendo únicamente el monolito deteriorado por uno nuevo fabricado en carburo de silicio (SIC).

El SiC es un compuesto de silicio y carbono que por sus extraordinarias propiedades es muy utilizado en aplicaciones que exigen una gran resistencia térmica o mecánica. Se produce en forma de polvo que puede unirse mediante calor para formar una cerámica.

Las ventajas del carburo de silicio (SIC), en la construcción de los monolitos cerámicos FAP de Imprefil se traducen en:

  • Baja expansión térmica y gran resistencia a los cambios de temperatura.
  • Resistente a la corrosión.
  • Punto de fusión de 2.700ºC, por lo que es altamente improbable que se funda.
  • Compuesto de pequeños segmentos unidos con un cemento especial que le permite soportar la expansión térmica.
  • Alcanza una eficacia de filtración del 99%.
  • Se utiliza normalmente en filtros de partículas diésel de equipos originales.

La gama incluye una amplia variedad de vehículos de marcas como Alfa Romeo, Chrysler, Citröen, Fiat, Ford, Lancia, Mazda, Mercedes, Mitsubishi, Nissan, Peugeot, Renault, Saab, Seat, Suzuki, Vauxhall, Volkswagen o Volvo.

La reconstrucción realizada por Imprefil es la solución ideal para casos en los que el precio del catalizador en origen es muy elevado o es difícil de encontrar a precios asequibles, sustituyendo únicamente el monolito deteriorado.

Disponible para versiones gasolina y diésel.

Imprefil, invita a todas las empresas del sector de la posventa de automoción interesadas en conocer sus novedades y abrir nuevas líneas de negocio, a visitarle en el stand 5D10 situado en el pabellón 5, y estrechar lazos comerciales con sus principales socios y colaboradores.