viernes, 28 de febrero de 2020

Larrosa Arnal, maquinaria agrícola de última generación fabricada en el Campo de Belchite desde hace casi 90 años

El presidente de Aragón ha visitado en el polígono La Sarretilla de Belchite las nuevas instalaciones de esta empresa que sigue creando empleo en una comarca fuertemente afectada por la despoblación y que colabora decisivamente al mantenimiento de la agricultura en el territorio

 La empresa familiar Larrosa Arnal, que fabrica y comercializa maquinaria agrícola desde Belchite hace casi 90 años, estrenaba hace algunos meses unas nuevas instalaciones en el polígono industrial La Sarretilla de la localidad. Se trata de dos naves industriales de algo más de 6.700 metros cuadrados en total que Larrosa Arnal ha adquirido tras una inversión de 1,2 millones de euros para desarrollar su actividad en óptimas condiciones, dado su crecimiento y volumen de ventas. Estas instalaciones, ya operativas, han sido adecuadas totalmente por Larrosa Arnal, que además de dotarlas del equipamiento y suministros necesarios para su actividad acorde con la normativa industrial, ha instalado en ellas la maquinaria precisa para la fabricación: equipos de soldadura, compresores, prensas, máquinas de corte por plasma y oxicorte, puentes grúa, sierras, tornos, taladros, equipos de pintura y vehículos para el transporte y montaje de los productos.

El presidente de Aragón, Javier Lambán, ha visitado la nueva sede de Larrosa Arnal, donde ha sido recibido por sus propietarios, los hermanos Santiago y Miguel Arnal. Tras mantener un encuentro con los responsables de la empresa, el presidente ha visitado la planta y ha conocido los productos que diseña y fabrica Larrosa Arnal, caracterizados por sus soluciones técnicas e innovaciones, desarrolladas tras atender las demandas de los agricultores de forma directa. Entre ellas, cabe destacar su economía de mantenimiento, gran capacidad y autonomía, manejabilidad, automatización, adaptación a los terrenos más duros, sostenibilidad y robustez. Todas ellas hacen de estas máquinas que se fabrican de principio a fin en Belchite equipos únicos que gozan de gran aprecio entre los profesionales del campo, hasta el punto de que compiten directamente con los de firmas de renombre mundial.

Compromiso permanente con la innovación aplicada al campo

La innovación es una característica definitoria de las máquinas de Larrosa Arnal. Uno de los ejemplos más claros es su nueva máquina Sembradora de Siembra Directa con Discos que no precisa de laboreo previo del campo, ya que es capaz de sembrar sin alterar la estructura del suelo, es decir, conservando toda la vegetación sobre él. Esta máquina está destinada a la agricultura de conservación, un nuevo sistema muy demandado por todas las organizaciones dedicadas a la protección medioambiental, ya que reduce la emisión de CO2 muy significativamente, evita la erosión de los suelos, su degradación y su desertización, principales afecciones medioambientales de la agricultura tradicional.

Además de una mejor distribución del espacio y de los puestos de trabajo, el nuevo emplazamiento es clave para una óptima coordinación de las diferentes fases del proceso de fabricación de Larrosa Arnal, lo que permite producir maquinaria de mayor tamaño y tecnológicamente superior. A la Sembradora Larrosa de Siembra Directa con Discos se unirán otros nuevos productos, como un Arado Chisel de gran tamaño para tractores de más de 300 cv, rulos plegables, cultivadores, arados hidroneumáticos y otros aperos agrícolas.

Datos económicos y compromiso con el territorio

La facturación de Larrosa Arnal superó los 2 millones de euros en 2019 y las perspectivas para 2020 apuntan a incrementar esas cifras, al igual que la producción.

En cuanto al empleo, la empresa mantiene un ritmo de crecimiento sostenido desde hace años. Su plantilla actual asciende a 26 trabajadores. En los últimos 5 años, Larrosa Arnal ha creado 10 puestos de trabajo, siendo actualmente una de las pocas compañías que sigue creando empleo en la Comarca Campo de Belchite, una de las más afectadas por la despoblación en la comunidad autónoma aragonesa, ya que ha perdido el 73% de sus habitantes en los últimos 100 años.

Larrosa Arnal tiene como actividad principal la fabricación y venta de maquinaria agrícola en los ámbitos local, regional y nacional, destacando entre sus productos una completa gama de sembradoras de cereales y otros aperos agrícolas. Junto a esta dedicación, Larrosa Arnal también realiza reparaciones de maquinaria agrícola y presta otros servicios a agricultores y a todo tipo de empresas y cooperativas ubicadas en la Comarca Campo de Belchite. Larrosa Arnal cuenta con más de 2.000 clientes, entre los que hay agricultores de todas las localidades de la comarca, por lo que puede decirse que la empresa colabora directamente en el mantenimiento de la actividad agrícola en toda la zona, máxime si se tiene en cuenta que muchos proveedores auxiliares del sector han desaparecido en los últimos años.

Historia de Larrosa-Arnal

Los orígenes de la empresa se remontan a 1933, cuando el herrero Santiago Arnal Jaulín abría un taller en el pueblo viejo de Belchite que en 1954 la familia trasladaría al pueblo nuevo y posteriormente en 1980 a otros locales de 900 metros cuadrados. En 1988 adoptan la razón social de Larrosa Arnal SL y emprenden un paulatino crecimiento que les lleva a incorporar progresivamente a 20 trabajadores y a convertirse, gracias a la calidad de sus productos, al boca a boca y a su constante presencia en ferias, en un referente indiscutible en la fabricación de sembradoras. Son actualmente el único fabricante en Aragón de esta maquinaria.

En 2017 los hermanos Miguel y Santiago Arnal -tercera generación en el negocio familiar al que se incorporaron en la década de los 70 del siglo pasado- toman la decisión de seguir creciendo y adquieren las nuevas naves en las que ya trabajan.