domingo, 8 de diciembre de 2019

El cabezal de maíz de New Holland con Stalkbuster elimina la plaga del taladro del maíz durante la recolección

·        Solución eficaz y sencilla que eliminala plaga durante la recolección

·        Rentable, respetuoso con el medio ambiente y sin pesticidas

 

NewHolland Agriculture introduce un nuevo cabezal demaíz de 8 hileras con la galardonada y revolucionaria soluciónStalkbuster para controlar el taladro del maíz sin pesticidas ni productosfitosanitarios biológicos.

 

“Eltaladro del maíz se ha convertido en un grave problema en las regionesproductoras de maíz”, explica Stephanie Heylen, responsable de producto globalde picadoras de forraje autopropulsadas y cabezales. “Esta plaga puede provocarimportantes pérdidas de producción de hasta un 50%, y la Organización de lasNaciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) estima que la orugapiral destruye un 4% de las cosechas de maíz a escala global. Nuestro nuevocabezal de maíz con Stalkbuster integrado ofrece una eficaz solución quecontribuye tanto a la rentabilidad de los clientes como a respetar el medioambiente”.

 

Solución eficaz y sencilla que elimina la plaga durantela recolección

 

Laoruga piral destruye el maíz construyendo túneles que atraviesan muchas partesdel cultivo, limitando el suministro de agua y nutrientes, y haciendo que lostallos se partan fácilmente. Esto puede provocar importantes pérdidas decosechas, enfermedades como el tizón del maíz, e infecciones por fusariosis quetambién pueden afectar a las cosechas posteriores.

 

En colaboración con su proveedor Kemper, New Holland hadesarrollado el nuevo cabezal de maíz con Stalkbuster, que ofrece a sus clientes una solución para eliminar la plaga del taladro del maízdurante la recolección. El Stalkbuster, integrado en el bastidor base del cabezal rotativo de maíz de 8 hileras,tritura el rastrojo durante la recolección antes de que sea aplanado por lasruedas de la picadora autopropulsada.

 

ElStalkbuster – ganador de la medalla de oro de Agritechnica – consta de una cajade cambios con embrague integrado que gira el rotor, el cual tritura cadahilera de rastrojo de manera individual con su especial diseño. La caja decambios regulable  asegura un ajusteóptimo al terreno en cada hilera. Un sistema de presión neumática garantiza unseguimiento suave adicional de los contornos del suelo. El rotor es de unmaterial muy resistente al desgaste que asegura una larga vida útil. Si esnecesario, se sustituye rápidamente sin necesidad de herramientas especialesgracias al engranaje poligonal. Una rueda libre garantiza el suave movimientoconcéntrico del rotor triturador.  Si lapicadora de forraje autopropulsada debe invertir el sentido de la marcha, elStalkbuster se eleva automáticamente al accionar la inversión, evitando asícualquier posible daño.

 

Lostallos se trituran hasta el nivel del suelo, destruyendo así el hábitat dehibernación del taladro del maíz y reduciendo el riesgo de fusariosis. Otraventaja es la ausencia de obstáculos provocados por voluminosos residuos derecolección para las operaciones posteriores de laboreo.

 

Rentable,respetuoso con el medio ambiente y sin pesticidas

 

Los métodos de control de plagas utilizadospara controlar el taladro del maíz se basan en pesticidas y productosbiológicos, o bien, picando el rastrojo. El primer método requiere comprarproductos fitosanitarios y utilizar pulverizadores para su aplicación, lo queincrementa los costes y la complejidad de la operación. Por otra parte, cuandose pica el rastrojo no es posible acceder a los tallos que la picadora hapisado y tumbado, por lo que la eficacia del método es menor.

 

El cabezal de maíz de New Holland conStalkbuster ofrece una solución que reduce los costes y complicaciones – y elimpacto medioambiental – de aplicar productos para el control de plagas yprocesa el rastrojo en su totalidad durante la recolección.

 

Además, el Stalkbuster consume mucha menospotencia, pues tan solo requiere 4 CV por hilera gracias al accionamientodirecto y al ajuste óptimo al terreno de las unidades individuales. Enconjunto, en zonas afectadas por el taladro del maíz, el cabezal de maíz de NewHolland con Stalkbuster permite ahorrar aprox. 84 € por hectárea si locomparamos con la mejor solución alternativa, el picado posterior de los tallosdel rastrojo.